Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Domingo 15 de septiembre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Rolando Martiñá
Buenos Aires - Argentina

Soy un argentino de 68 años, que siempre vivió acá (eso abrevia muchos detalles..!).Psicólogo, educador,ensayista, conferencista y, a la vejez viruelas, escritor de ficción. Tengo dos hij@s y cuatro niet@s. Tengo publicados varios libros, los últimos: "Escuela y Familia: una alianza necesaria", Troquel 2003; "Cuidar y educar", Bonum, 2006 y "La comunicación con los padres", Troquel, 2007. El 1º de julio pasado, fue presentado mi primer libro de relatos, inspirados en 30 años de experiencia psicoterapéutica, "La paciente impaciente", ed. DelNuevoExtremo.Sigo interesado por mi realidad y la que vivirán mis descendientes. Cordiales saludos y bienvenidos. Rolando Martiñá
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Diciembre 2010
Ahí va el comienzo del viaje...
novela
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

08/12/10 | 15:18: rolando dice:
Por saupuesto, mi mayor ilusión es publicar un libro Cualquier dato o sugerencia en esa dirección, bienvenido. Gracias una vez más.R.M
20/10/10 | 18:19: Malena(mails que jamás serán leídos ) dice:
Rolando ¡maestro!Se desprende tanto de tu micro ,se lee tanto entre líneas ,es tan real ...también es verdad que a veces ,demasiado seguido, se animan a matarla .Como también sucede que siguen y siguen produciendose otras muertes simbólicas ,pero muertes al fín ... Excelente !! Cariños MALE.-
16/09/10 | 01:07: stella Maris (detrasdelespejo) dice:
Rolando, me gusto tu micro, parece una charla de mis tías, cuando adolescente pasaba el verano con ellas, es mas, mi madrina se llama Ester (sin hache), cose a máquina o cosía ya esta viejita, y por mantener la casa se debe haber perdido su realización propia, te mando un beso
Vínculos
Rolando Martiñá
Rolando Martiñá
Rolando Martiñá
Trilogía Trilogía


Novela psicológica que muestra con dureza la violencia familiar.
Traza con impecable ... Ampliar

Comprar$ 42.00

Entrá a Radio La Quebrada

lapacienteimpaciente


Es un espacio para conversar... Y quienes gusten leer "La paciente impaciente" y sobre todo el cuento que da título al libro ( y al blog) podrán entender mejor lo que digo...
Quizás esté de más decirlo, pero anhelo que sea un lugar de respeto mutuo, concidencias felices y discrepancias civilizadas.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

La primera de dos notas sobre el Mundial, ésta de antes de irnos...



EL MUNDIAL FAMILIAR

                Y

La familia mundial.

 

Desde que siendo niño mi padre me llevó por primera vez a la mítica Bombonera, hasta el domingo pasado en el que, con mi nieto, pegamos figuritas en el álbum del Mundial  toda la tarde, el deporte, y en especial el fútbol, viene ocupando un lugar muy destacado en mi vida. Destacado e influyente, por diversas razones que en pocas palabras trataré de transmitir.

En primer lugar, fue, como en muchas familias, una de las hebras más resistentes de la trama vincular de los hijos varones con los padres. El mío jugaba y me enseñó a jugar.Yo le enseñé a mi hijo y él al suyo, que es con quien comparto hoy la búsqueda afanosa de las “difíciles” y la decepción por las “repetidas”. Divirtiéndonos y recreando mi propia niñez.

 Por otra parte, como todo lo lúdico, el deporte es realmente una “escuela de vida”, en el doble sentido de que brinda la oportunidad de aprender cosas socialmente útiles y de encauzar energías y pulsiones agresivas que libradas a su antojo pueden ser destructivas. Es un duro pero entretenido aprendizaje de la dialéctica fundante de la convivencia humana, la que se establece entre las reglas y la libertad: sin reglas, no hay juego, y sin libertad, tampoco.

 Desde sus orígenes, en las Olimpíadas griegas -  durante las cuales, cada cuatro años, se suspendían todas las guerras -  se trató de permitir a los hombres desarrollar una de sus tendencias permanentes, la de competir, la de medir sus fuerzas, la de destacarse en algo, sin que eso resultara dañino para nadie, ni pusiera en peligro la supervivencia comunitaria. Como el teatro, se trataba de una especie de gigantesca “catarsis” liberadora y celebratoria, regulada por estrictas reglas de participación. Y generadora de una enorme motivación para la búsqueda de la excelencia. De hecho, lo que ellos llamaban virtud, no era otra cosa que la excelencia en el cumplimiento del rol que a cada uno le tocaba desempeñar en la vida.

Mens sana in corpore sano”,dirían después los romanos, concientes de la ineludible y compleja relación entre la mente y el cuerpo. Y en ese sentido, en mi caso -  y estoy seguro que en el de muchos otros niños – la actividad física placentera y competitiva ayudó a equilibrar positivamente una tendencia temprana a refugiarme en mi mundo interior y en las actividades intelectuales. Lector precoz, buen alumno y tímido, formaban un cóctel que, gracias al sabio influjo paterno, fue sanamente complementado con el disfrute entusiasta y liberador de diversos juegos y en particular del fútbol.

Hoy, cada cuatro años, esa épica festiva se renueva para miles de familias que comparten sus emociones en las tribunas, en las calles o frente al televisor. Porque, además, como muchas otras cosas, y a diferencia de otras épocas, el fútbol, y el Mundial, han dejado de ser eventos exclusivamente masculinos.

Pero hay otro aspecto a considerar: así como hay un Mundial de las familias, hay también, una familia mundial. Desde no hace mucho tiempo, el mundo se viene convirtiendo, con sus bienes y sus males, en una “gran familia”. Los que hace veinte años ni se conocían, hoy se encuentran en el estadio; cada vez son más y más diversos los participantes, y cada vez es más difícil sacar patente de favorito por mucho tiempo. Hay diferentes camisetas, banderas, himnos y tradiciones, pero una fuerza muy poderosa los aúna. Aunque, paradójicamente, los enfrente. Millones de personas, durante cientos de horas, a lo largo y ancho del planeta, suspenden por noventa minutos sus actividades corrientes y se enfrascan en la fervorosa épica celebratoria que, entre otras cosas, permite olvidar tantos pesares.

Es claro que no todo es color de rosa. Los romanos también decían “pan y circo”. Hay manipulaciones, hay desbordes, hay fanatismos e idolatrías, hay aprovechamientos espúreos, hay intereses en juego a veces más allá de lo deportivo. Pero hoy no puedo dejar de pensar, por ejemplo, que en un país donde hasta no hace mucho reinaba el “apartheid”, se está celebrando una fiesta mundial que los abuelos de esos niños que pelotean en sus potreros jamás hubieran soñado.

No hay nada perfecto en este mundo, pero depende de dónde ponga uno el ojo. Yo aprovecho esta circunstancia para rendirle un agradecido homenaje a mi querido padre, mientras me ilusiono con que mi querido nieto consiga las “difíciles” y complete su álbum… Y me divierto pensando que mi hijo argentino, tiene una novia mexicana, hija de uruguayos, que tiene una hermana casada con un norteamericano, cuya cuñada es coreana…Y veo ir y venir por la casa a nuestra empleada paraguaya, ayudando a mi mujer, que es hija de italianos … Quizá sea un iluso, pero me pregunto:… no será por ahí que llegaremos a un mundo un poco mejor?

                                                   Rolando Martiñá

                                                    25.06.10          


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
12/09 | 19:36 Onda de microrrelatos...
27/09 | 17:59 EL CUENTO..!
27/09 | 16:54 ACA VAMOS ...!


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS